Botones barra herramientas

miércoles, 23 de junio de 2021

SIBERIA-RIO KUANDA: LA TRAVESIA DEL HUMO

Eduard González es un asiduo de los ríos siberianos, lleva años explorando sus montañas y el packraft se ha convertido en una herramienta imprescindible para noverse por la Siberia más salvaje.

 

 

 En este mismo blog podréis leer otras rutas que ha hecho por la zona. 

SIBERIA - RIO KUANDA: LA TRAVESIA DEL HUMO

Como en anteriores ocasiones, esta vez volvemos a Siberia para explorar otra región desconocida en la provincia de Zabaikalsk al Este del lago Baikal. Concretamente la región montañosa del Muisky Khrebet.


Este artículo me quedó pendiente de publicar ya que la actividad la hicimos en Agosto de 2019.


 

La idea de profundizar en el conocimiento de la geografía siberiana a través de sus ríos y montañas nos resulta algo casi adictivo.

En cada viaje descubrimos otros posibles proyectos, cada vez mas recónditos: montañas increíbles, lagos inmensos perdidos en el corazón de la taiga y, evidentemente ríos salvajes que atraviesan estos vastos territorios vírgenes.

 En 2015 descubrí que en esta región hay un nudo de cordilleras de tamaño y altitud similar a nuestros Pirineos. Para hacerse una idea de la dimensión de este territorio, seria como si varios Pirineos se concentraran dispuestos en varias direcciones y entre ellos hubieran diversos ríos que los conectaran.

Uno de estos “pirineos” que más me llamo la atención fue las Udokan, unas montañas de relieves muy escarpados que prometían unos paisajes espectaculares.

Ese era nuestro objetivo para este año. Para llegar allí no fue fácil. Partiendo de un apeadero del ferrocarril tuvimos que caminar con nuestras mochilas durante varios dias con nuestros packrafts (unos 40 km) por la taiga y atravesar un collado para acceder al río Kuanda. Una vez allí, escondimos la mitad de la comida, vadeamos el rio y remontamos un torrente hasta el lago Namarakit.

Este lago es espectacular por sus dimensiones, su entorno y lo remoto del lugar. La lástima es que un incendio cercano cubría la atmósfera de humo limitando
enormemente la visibilidad. Esta situación persistió varios días, todos los que estuvimos en esa zona así que nos tuvimos que conformar con adivinar las montañas entre el humo.

Atravesamos el lago con los packrafts (7km) y subimos a uno de los picos de las Udokan (2357m). El humo le daba al paisaje un ambiente irreal destacando unicamente los seductores perfiles de las montañas. El objetivo estaba cumplido, ahora debíamos volver al Kuanda.

 

 Lagos Namarakit, al norte rio Kuanda y al sur montes Udokan

 

 Aproximacion al rio Kuanda caminando por la taiga

 

En el lago Namarakit

 

Desde la cima de uno de los picos de los montes Udokan (2357m)


Huellas de oso

 
 
 De vuelta al Kuanda
 

Iniciamos el descenso

Primeros kilometros

 

 

Envueltos en humo

 
El origen de la humareda

Durante el descenso la densidad del humo se intensificó hasta el punto de hacerse sofocante. Empezamos la etapa del Kuanda envueltos en una espesa nube de humo.

El ambiente se despeja

Un poco más de alegria

 
Ambiente siberiano
 
El río no era complicado y mucho menos por la época que estábamos, en agosto, los rios siberianos bajan con muy poco caudal de manera que si te encuentras con algún rápido difícil siempre estas a tiempo de portear. Al cabo de 2 días nos encontramos con el origen de la humareda: un incendio que básicamente lo que quemaba era el liquen del sotobosque. Afortunadamente era un incendio de evolución lenta y encima esa noche llovió y lo extinguió. El ambiente se despejó ofreciéndonos maravillosos paisajes. A partir de entonces la velocidad del agua aceleró el rio haciéndolo más espectacular y divertido hasta que en unos dias nos encontramos el puente de la linea norte del ferrocarril transiberiano donde terminamos nuestra aventura. 


 
Terminamos en el puente del tren.


1 comentario:

  1. Guapísimo!!!!!!! Gracias por David, y gracias Eduard, que mantenéis la brecha abierta. Qué lujo de compañeros!!

    ResponderEliminar